Cleptocracia record – 27 de julio 2016

Anoche, en Los Leuco por TN, mi hijo Diego nos dejó con la boca abierta. Hizo una investigación que prueba que la dinastía Kirchner está entre los gobiernos más corruptos de la historia y del planeta.
El mecanismo que utilizó fue bastante sencillo. Recurrió una ONG intachable y de gran prestigio global como Transparencia Internacional y buscó la tabla de posiciones de las cleptocracias que más dinero les robaron a sus pueblos. Los resultados fueron asombrosos. Primero aparece Mohammed Suharto, de Indonesia que según los expertos se apropió de unos 25 mil millones de dólares. Segundo en el podio está Ferdinand Marcos, presidente de Filipinas que se llevó a su casa unos 7.500 millones de dólares que pertenecían al estado, es decir a todos los filipinos. Y en el tercer lugar aparece Mobutu Sese Seko, Presidente de Zaire con 5 mil millones de dólares.
La conclusión de Diego es que la cleptocracia de Néstor y Cristina, tranquilamente podría pelear ese lugar de vergüenza ajena mundial. ¿Cuánto robaron los Kirchner? ¿Cuál es un monto aproximado? Diego descartó los 100 mil millones de dólares que dijo Leonardo Fariña por exagerado y le dio crédito al cálculo que hizo Maximiliano Montenegro en el programa de Lanata. La aritmética dice así: Durante la era de los patagónicos se gastaron 102 mil millones de dólares en obras públicas que fue la principal fuente de sobreprecios, coimas y desvíos de fondos, pero no la única. Yo creo que los retornos eran superiores, pero para ser moderados, se aplicó un 15%. Esa cuenta da la friolera de 15.300 millones con los que se enriqueció una casta repugnante del ladriprogresismo. Insisto, yo creo que como mínimo entre todos y todas afanaron esa cifra.
Es decir que en el ranking de Transparencia Internacional el matrimonio presidencial, más buitre que pingüino, se ubica en el segundo lugar detrás de Suharto y antes de Marcos. Ergo: los Kirchner son los subcampeones mundiales de la corrupción. Su plan sistemático para saquear el estado justifica la ironía de Fernando Iglesias que dijo que no fueron políticos que se corrompieron: fueron corruptos que se politizaron. Repito una y mil veces, no fue magia, fue mafia. Cleptocracia de la peor calaña porque fue hecha en democracia y con el escudo y la excusa de defender los derechos humanos y el bienestar de los más humildes. Delincuentes en estado puro. Una estafa monumental en lo económico y también en lo moral.
En el quinto lugar de los corruptos universales está un carnicero criminal como Slobodan Milosevic, presidente de Yugoslavia, después viene Jean Claude Duvalier, otro asesino de Haití con 300 millones de dólares. Semejante personaje nefasto robó menos que la deuda de 8 mil millones de pesos que solo tiene con la AFIP, el favorecido K, Cristóbal López. Alberto Fujimori está en el séptimo lugar. Como jefe de estado de Perú, de acuerdo al trabajo de Transparencia Internacional se robó 600 millones de dólares y, finalmente Arnaldo Alemán en Nicaragua se llevó 100 millones que no le pertenecían. Lázaro Báez, otro que bien baila, solo en propiedades tiene 147 millones de dólares. Y no fue presidente de ningún país. Pero fue el testaferro, cómplice y/o empleado del matrimonio Kirchner.
En la justificación de este asalto brutal a las arcas públicas, hay algunos que tienen la cara de piedra como los Recalde y otros que dan lástima por lo arrastrado y genuflexo, como el paraperiodista Hernán Brienza.
Recalde padre dijo “el gobierno de los K no fue corrupto, que fue un gobierno donde hubo corruptos”. Marianito, el hijo y ex presidente de Aerolíneas en la misma línea planteó, negador hasta el fanatismo que “en 12 años hubo dos o tres casos aislados” y mencionó a los condenados Felisa Miceli y Ricardo Jaime y agregó que hay corruptos en todos los gobiernos. ¿Qué gobierno no los tuvo?, se preguntó. Marianito dijo esto justo el día en que se vió por televisión como los que trabajaban en Aerolíneas estaban obligados a aportar el 15% de su sueldo para la corona. Si no lo hacían, corrían el riesgo de despedirlos del trabajo.
El caso de Brienza es insuperable. Fue uno de los beneficiarios del pluri empleo estatal. Vivió años de los dineros que pagamos todos los argentinos y hasta fue carnero en una huelga de los trabajadores de radio Nacional. Pero superó todos los límites con una nota que quedará en la historia donde justificó la corrupción y la elogió como una forma de democratización de la política. El delirio de Brienza lo llevó a decir que sin el financiamiento espurio solo podrían “hacer política los ricos, los poderosos y los mercenarios”. Y que ese dinero sucio le permite a los sectores populares competir electoralmente. Una locura inmoral por donde se la mire. Hay cientos de ejemplos de líderes políticos y de dirigentes honrados. Y además, la mayoría de los kirchneristas no robaba para hacer la revolución y salvar al proletariado. Robaron para enriquecerse y tener mansiones berlusconianas, propiedades, autos y lujos de recontra burgués codicioso y antipopular. Casi no hay funcionarios del gobierno de Cristina que no sean ultra millonarios. Brienza es un admirador de Hugo Chávez y el caudillo autoritario venezolano fue en vida un admirador de Brienza. En su antológico texto llegó a decir que los que no tienen dinero están “obligados” a financiar irregularmente sus campañas y que “solo son decentes los que se pueden dar el lujo de ser decentes”. Algo parecido dijo Diana Conti y la propia Cristina allá lejos y hace tiempo. Que necesitaban hacer mucha plata para dedicarse a la política. Seguramente por eso Cristina hoy tiene 4 hoteles, 20 propiedades y millones de dólares. Si no hubieran militado tal vez hoy Cristina, Boudou, Aníbal, De Vido, Jaime, Josesito López serían trabajadores honrados. Pero robaron como una ofrenda más al pueblo trabajador. Es joda. Ofenden nuestra inteligencia. Chantas.
No dan ganas ni de hacer una ironía. Da bronca, mucha bronca que con su patoterismo de estado se hayan convertido en una oligarquía del dinero sucio. Que tengan las cajas de seguridad llenas del dinero que falta en cloacas, agua corriente, escuelas, hospitales, viviendas y trenes en buen estado. Da mucha bronca que hayan levantado el dedito para dictar cátedra y perseguir a disidentes y periodistas cuando no sabían dónde esconder tanta plata robada.
Cleptocracia y ladriprogresismo es la mejor forma de definir al régimen que vació la Argentina durante más de 12 años. Cuevas, bóvedas, cajas fuertes y ladrillos de billetes termosellados son los emblemas de estos tiempos de cólera. Los Kirchner quedarán en la historia como los más corruptos de todos los tiempos y de todo el planeta. Los inmorales nos han igualado. Que falta de respeto, que atropello a la razón.

De Vido más turbio – 26 de julio 2016

El futuro de Julio de Vido está cada día más turbio. Está acosado por tres procesamientos de la justicia y embargos por más de 1.000 millones de pesos. Y seguramente esto es solo el comienzo de sus múltiples recorridos por tribunales. El último escándalo que estalló tiene que ver con la empresa Yacimientos Carboníferos de Rio Turbio, casi un coto de caza de quien fuera un poderoso e intocable soldado de Cristina.
Se lo resumo: en Rio Turbio, el comandante De Vido utilizó todos los mecanismos de corrupción que hicieron famoso mundialmente a su Frente para la Valija. El sistema más utilizado fue la triangulación con universidades para desviar fondos hacia los bolsillos de sus cómplices. Se firmaron convenios con la Tecnológica de Santa Cruz, con la Universidad de Buenos Aires y con la de la Matanza. El operador de estas estafas fue Roberto Baratta, pero ya se sabe, lo barato sale caro. Nos costó carísimo a todos los argentinos. Esos acuerdos con la pátina de respetabilidad que tiene una casa de altos estudios tenía el objetivo de evitar controles y gambetear licitaciones. Todos dicen que fue un invento de Julio de Vido que se aplicó en distintas circunstancias. Creativo para el mal como la mayoría de los cómplices de Cristina. Estamos hablando de verdaderas fortunas robadas en forma de sobreprecios. Todo tipo de maniobras fraudulentas. Y como si esto fuera poco la auditoría que realizó la nueva intervención encontró varias salvajadas. Escuche, por favor: en Rio Turbio se alquilaban tres casas que nadie habitaba. Estaban listas para recibir al zar Julio de Vido o a Baratta o a José López, todos integrantes de la banda de infraestructura. ¿Sabe cuándo pagaban de alquiler por esas tres casas? 400 mil pesos por mes. ¿Eran mansiones o la propietaria era Cristina? En Buenos Aires también alquilaban un departamento para cuando las autoridades de la empresa tuvieran alguna reunión con el ministro De Vido. ¿Sabe cuánto pagaban de alquiler mensual? 200 mil pesos. ¿Escuchó bien? ¿Cuántos departamentos conoce usted que justifiquen pagar 200 mil pesos mensuales de alquiler? No se privaban de nada los integrantes del Cártel de De Vido.
Además hubo gastos siderales en publicidad con medios y periodistas adictos. Se le pagaba los celulares a gente que no trabajaba en la empresa. Un descontrol. Un verdadero festival de corrupción del rey de la chequera que llegó a manejar la friolera de 740.560 millones de pesos. Eso sin contar que utilizó parte de ese dinero para comprar voluntades políticas ajenas y enriquecer bolsillos propios. Por eso el fracaso brutal del agujero negro energético que nos dejó como una bomba de fragmentación.
Por eso decimos que a Julio de Vido se le viene la noche y su futuro es cada vez más turbio. El jefe de la transparencia cero. El que llegó a ser controlado desde la SIGEN por su propia esposa que también va a tener que dar explicaciones por su fundación y por la empresa que armó con Marta Cascalles la mujer de Guillermo Moreno.
El juez Claudio Bonadío lo procesó por el siniestro de la estación Once donde murieron 52 personas.
El juez Julián Ercolini lo procesó por coimas en la compra de trenes a España y Portugal.
El juez Sebastián Ramos lo procesó por la no renegociación de contratos ferroviarios.
Pero, insisto, esto es solo el comienzo de quien acompañó a Néstor y Cristina desde el principio y hasta el final.
Hasta su hijo Juan Manuel de Vido, fue denunciado por la Procelac (Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos) por un soborno que se le pagó a un ministro de Venezuela. Todo vinculado a la empresa de alimentos de los hermanos Vignatti que en el 2014 exportaron más de 100 mil toneladas de arroz y maíz, con sobreprecios de alrededor del 80%.
La Venezuela chavista fue otra puerta abierta a la delincuencia de estado. Desde Antonini Wilson hasta Claudio Uberti pasando por la compra de gas con sobreprecios y las bicicletas financieras con dólares bolivarianos negociados en el mercado negro.
El hombre tiene la cara de piedra y fue capaz de decir que José López no era su mano derecha después de que la televisión se cansó de mostrar el video en donde lo decía. Mentir así en la cara a todos los argentinos delante de las cámaras habla de su irracionalidad. Es el colmo de un ladrón. Que encima nos trate a todos como boludos. Porque eso es lo que está haciendo. En cualquier momento va a decir que nunca fue ministro. Josesito López, Ricardo Jaime, dos de sus subordinados y Lázaro Báez, el principal beneficiado de obras públicas lo esperan en un pabellón de Ezeiza. Seguramente tienen mucho para conversar de los viejos tiempos donde el dinero brotaba de la tierra y de las privaciones de los argentinos más pobres. Por eso no me canso de decir que fueron mucho más buitres que pingüinos. Más carroñeros que simpáticos.
Julio de Vido se enfrenta al peor de los mundos. Al peor momento de su vida.
Pese a las órdenes que dio Cristina de convertir a la Cámara de Diputados en un aguantadero y proteger a De Vido, solamente consiguió el respaldo de 49 legisladores. Muy poco. Fueron muchos los que faltaron y los que le soltaron la mano. Lo acompañaron hasta el cementerio pero no se quisieron enterrar con él. Del otro lado 137 diputados dieron la autorización para que la justicia allanara todos los domicilios de Julio De Vido.
En un par de semanas, De Vido va a tener que declarar por la corrupción en la construcción de viviendas del programa “Sueños Compartidos” que fue la pesadilla que ensució el pañuelo blanco de Hebe Bonafini asociada a Sergio Schocklender. Pero el dinero era entregado por De Vido por orden de Néstor y Cristina.
Fue funcionario eterno del matrimonio Kirchner. Jamás dejó de ser ministro ni en la Nación ni en la provincia de Santa Cruz. Ahora que se rompió el dique de contención de sus hechos de corrupción es posible que empiece a llover sobre De Vido una catarata de acusaciones.
Por algo la doctora Elisa Carrió dijo que ella va a ser feliz el día que vea preso a Julio de Vido. Es que ella lo denunció como cajero de Néstor Kirchner en el 2004 y recién ahora, 12 años después, don Julio empieza a caminar por el terreno minado de Comodoro Py.
Pero lo más increíble es que se está buscando un buque ruso lleno de gas licuado que se pagó una fortuna y nunca llegó a Buenos Aires. No está. Se fue. ¿Se habrá hundido en el Triángulo de las Bermudas o en el pantano de la corrupción del kirchnerismo que en este caso batiría todos los records de truchadas? Hasta ahora nadie se había afanado un barco ruso lleno de gas. Se nota que a De Vido le empezaron a entrar las balas. Tiene que dar explicaciones sobre el millonario nivel de vida que disfruta pese a que hace casi tres décadas que es funcionario y cobra sueldos como empleado del estado. Hay muchas sospechas pero la más grande tiene que ver con la chacra que el matrimonio de Vido compró en Zárate para disfrutar de la paz de la naturaleza y que le está trayendo muchos dolores de cabeza. Es que vive como un excéntrico magnate berlusconiano.
En cualquier olla que se destape aparece don Julio. Va a desfilar por tribunales y va a tener que ir a declarar ante los jueces. Es diputado pero está más cerca de la cárcel que de su banca. Su futuro es cada vez más turbio.

Preguntas a Cristina – 25 de julio 2016

Fiel a su costumbre de no responder preguntas, Cristina armó una simulación de conferencia de prensa en su lugar en el mundo: El Calafate. Se rodeó de por lo menos dos militantes recalcitrantes de sus ideas y ante cada pregunta se tomó entre 20 y 40 minutos para cada respuesta. Por lo tanto se trató de un hecho propagandístico que por lo menos, esta vez, no pagamos todos los argentinos. No hubo lugar para las repreguntas y se utilizó a los 5 preguntadores como parte de una escenografía que le permitiera lucirse a Cristina sin ningún tipo de cuestionamientos ni consultas un poco más incisivas o con una mirada aunque sea algo más crítica. El objetivo fue que Cristina se sintiera cómoda, como entre amigos, y eso se logró con creces. La primera pregunta de Edgardo Esteban de Telesur fue casi como una alfombra roja para que Cristina dijera lo que se le cantara. ¿Qué análisis hace de lo que está ocurriendo en la región y el país? Solo faltó que agregara, “Le pertenezco excelentísima presidenta de la Nación”, porque vio que a los ex se los sigue llamando presidentes. El otro chavista acérrimo le dio un pié parecido mientras elogiaba uno de sus discursos: hablo de Pedro Brieguer, hoy en juicio contra el estado porque se dio por despedido en Canal 7, radio Nacional y Telam donde se llevaba más de 100 mil pesos mensuales que pagábamos todos los argentinos por bajar línea contra Estados Unidos e Israel y por defender a Cuba e Irán. Dime con quien hablas y te diré quien eres.
Por lo tanto y con el debido respeto y en ejercicio pleno de la libertad de prensa me permito hacerle algunas preguntas a la ex jefa del estado por si ella tiene alguna intención de responderlas. Si es posible y no es mucho pedir, también me gustaría meter algunas repreguntas. Sería un milagro pero no hay peor gestión que la que no se hace.
Entre otras cosas, yo le preguntaría a Cristina lo siguiente:
- Doctora, usted como exitosa abogada no reparó en que su empresa “Los Sauces” tuvo como inquilinos nada más que a Lázaro Báez y Cristóbal López cosa que está prohibida porque eran proveedores del estado?
- Señora Cristina Elisabet, no se preguntó porque motivo esos dos exitosos empresarios llenos de propiedades tenían que alquilar y encima le pagaban montos altísimos totalmente fuera de mercado?
- Como arquitecta egipcia no le pareció que estaba violando la ley cuando la aerolínea del estado contrataba a su hotel, mientras era jefa del estado? ¿No se le ocurrió pensar que eso era un delito?
- En su carácter de ex compañera de militancia revolucionaria no le llamó la atención que todos los personajes que la rodeaban se hicieron megamillonarios y multiplicaron su patrimonio de manera atómica?
- Sin ir más lejos, señora Cristina, usted y su marido cuando llegaron a la presidencia de la Nación declararon tener 7 millones de pesos y cuando se despidió acusaron 77 millones. Y siempre fueron empleados públicos.
- Disculpe que me meta en la vida privada pero no le hizo ruido como madre involucrar a su propio hijo para que dejara los dedos pegados y firmara los balances que usted borró con liquid paper y dejara en medio de la hoguera del escarnio a su hija con más de 5 millones de dólares que no se pueden rastrear en la actuación comercial de su hija que nunca trabajó
- Excelentísima ex presidenta, ¿Usted desconocía las actividades delicitivas de José López y Ricardo Jaime, entre otros? ¿Fue tan ineficiente como presidenta que se le pasaron varios elefantes corruptos por las narices o usted era cómplice y recibían parte de las coimas que estos buenos muchachos cobraban?
- Cristina, ¿De dónde sacó la fortaleza espiritual para apoyar la lucha de los trabajadores de Tiempo Argentino y de otros medios de Sergio Szpolski y otros vaciadores seriales? ¿Porque fue usted la que le regaló el dinero de todos y enriqueció ilegalmente a semejante malandra llamado Szpolski que además fue candidato por el Frente para la Victoria?
- ¿Nunca se dio cuenta como abogada que los aportes para su campaña electoral llegaron en su mayoría de lo que se denominó la mafia de los medicamentos? ¿No tuvo curiosidad por saber qué papel jugó Aníbal Fernández en el negociado con droga desde el estado más grave de la historia argentina? ¿En este caso no hubo protección ni complicidad? Un negocio sucio de contrabando y exportación ilegal de efedrina por mas de 500 millones de dólares se ejecutó desde el gobierno que usted presidía? ¿No sabía nada? No le llamó la atención el crecimiento geométrico y sospechoso de la cantidad de ese precursor químico que se exportaba? ¿Nunca escuchó lo que denunciaron Elisa Carrió, Graciela Ocaña y algunos medios y periodistas independientes? ¿Se creyó y todavía cree eso de que son mercenarios al servicio de los poderosos que la quieren encarcelar no por los niveles inéditos de corrupción de su gobierno si no por sus presuntas políticas nacionales y populares?
- ¿Sabe dónde ubicar al arquitecto que construyó el mausoleo donde descansan los restos de su marido? La justicia no lo puede encontrar y usted sabe que esa construcción faraónica fue pagada por Lázaro Báez, un regalo al amigo. Pero la justicia sospecha que hasta eso se pagó con dinero de todos aunque la fortuna de Báez la hizo metiendo su mano de ladrón en el bolsillo de todos los argentinos.
- ¿Es cierto que su jefe de operaciones sigue siendo Horacio Verbitsky que defiende a Aníbal y a usted como si fueran Favaloro y la Madre Teresa? Ayer habló de las jaurías de columnistas que fustigan a Cristina. Justo el Perro Verbitsky hablando de jauría mediática, justo el que es un perro faldero al servicio del régimen autoritario K.
- Señora de Kirchner, apelo a su honradez intelectual si es que todavía le queda algo: ¿No le da vergüenza decir que nunca fue gratis ser peronista en la argentina, sugiriendo que la persiguen ideológicamente? Para empezar ustedes jamás hicieron algo gratis. Ni defender a los pobres a los que embargaban en sus propiedades ni a los presos políticos o a los familiares de sus desaparecidos. Pero debería saber que hay una persecución penal por la corrupción de estado y no por sus ideas.
- ¿Es sincera y cree de verdad que hay una persecución política de parte de Macri y que usted va a quedar en la historia victimizada como Eva Perón?
- ¿Nada de lo que pasó con el asesinato del fiscal Alberto Nisman le llamó la atención? ¿Le pareció lo más normal del mundo lo que al mundo le pareció un magnicidio propio de república bananera?
Como se imaginará doctora hay decenas de preguntas que me gustaría hacerle. Reconozco que va a ser difícil que me las conteste. Pero me resisto a creer que aún en el llano se las arregle para no contestar preguntas ni de los jueces.
Fueron más de 12 años gozando de las mieles del poder. Creo que ya es tiempo que conteste lo que el pueblo quiere saber. Tiene que rendir cuentas ante los tribuales y ante la sociedad. Como cualquier hijo de vecino. Para someterse a la ley y para que haya juicio y castigo. Juicio, castigo y condena. Le ley debe ser pareja para todos. Y el que las hace, las debe pagar. Recién en ese momento comenzaremos a ser una democracia republicana. ¿No le parece? ¿O quedarán en la historia como más buitres que pingüinos?